Solo tú puedes ser…

 

 

“Vamos por el camino de la vida buscando la magia que nos dé inteligencia,valor, amor y el poder de encontrar nuestro destino…

Un día nos damos cuenta de que es imposible que alguien o algo nos otorgue esa magia, pues ésta duerme dentro de nosotros esperando ser despertada para poder encontrar el verdadero camino de regreso a casa.

Busca dentro de ti, lo más seguro es que aquello que deseas con todas tus fuerzas ya lo tengas…

Debes encontrar ese camino que te lleva de vuelta a tu propia esencia.

Nadie puede por ti, nadie sabe por ti.

 

Sólo tú tienes el poder. Solo tú puedes ser… ”

 

Deja de esperar la abundancia…

 

 

“Cuando eras joven te gustaba soñar y soltar los sueños.

Vivías en el Ahora.

Cuando creciste, comenzaste a tomarte tus sueños y metas demasiado en serio, tu felicidad se vinculó al futuro… y el destino se volvió más importante que el viaje.

Sueña con lo que quieres, ten una visión para el futuro. Pero

Aprende a soltar tus sueños… deja que floten en el río de la vida y vuelve tu atención hacia el momento presente. No uses un sueño como excusa para desconectarte del lugar en el que te encuentras. Donde estás es infinitamente valioso…

Aprende a amar los momentos intermedios.

Aprende a amar esta deliciosa sensación de espera, anhelo, anticipación. Aprende a bailar y respirar en el espacio que hay entre el querer y el conseguir, entre el soñar y la resolución de los sueños.

Aprende a amar el no tener lo que quieres ahora mismo. La tremenda sensación de potencial que hay allí, la plenitud de ello, la paz.

Date cuenta que la ‘carencia’ es solo espacio resistido.

Respira en el vientre, en el pecho, en la cabeza. Infunde el cuerpo con luz, satúralo con consciencia, empápalo con amor. Siente la plenitud del cuerpo. Carente de nada. Queriendo nada. Abundante de vida.

Incluso cuando no tienes lo que quieres, estas siendo invitado a querer estar exactamente donde estás…

A enamorarte del lugar en el que estás, olvidar la espera y simplemente saborear cada momento.

Abre tus brazos en gratitud, listos para recibir lo que venga.

Y es que a veces, incluso el ‘no conseguir’ puede ser tan hermoso…”

 

 

- Jeff Foster

 

 

Declaración de intenciones…

 

 

“Hoy seré feliz…

Expulsaré de mi espíritu

todo pensamiento triste. Me sentiré más

alegre que nunca .

 

No me lamentaré de nada.

 

Hoy agradeceré a Dios la alegría y la

felicidad que me regala.

 

Hoy trataré de ajustarme a la vida.

 

Aceptaré al mundo como es y procuraré

encajar en él. Si sucede algo que me

desagrada, no me mortificare ni me

lamentaré, agradeceré que haya sucedido.

 

Porque así se puso a prueba mi voluntad

de ser feliz.

 

Hoy seré dueño de mis sentimientos,

de mis nervios y de mis impulsos.

Para triunfar tengo que tener dominio

de mi mismo.

 

Hoy trabajaré alegremente con entusiasmo

y pasión, haré de mi trabajo…una diversión.

Comprobaré que soy capaz de trabajar con

alegría.

 

Disfrutaré mis pequeños triunfos, no pensaré

en los fracasos.

 

Hoy seré amigable. No criticaré a nadie.

Si comienzo a criticar a una persona,

cambiaré la critica por elogios.

 

Toda persona tiene sus defectos y sus virtudes.

Olvidaré los defectos y concentraré mi atención

en las virtudes.

 

Hoy evitaré las discusiones desagradables.

Hoy voy a eliminar dos plagas de mi vida:

la prisa y la indecisión.

 

Hoy viviré con calma…

cpaciencia; porque la prisa es el enemigo

de una vida feliz y triunfante. No permitiré

que la prisa me abrume.

 

Hoy haré frente a todos los problemas con decisión y

valentía y no dejaré ninguno para mañana.

 

Hoy no tendré miedo.Actuaré valientemente…

el futuro me pertenece.

 

 

 

Cuando el perdón te sana…

 

 

“Perdonar  es una opción pero nunca una obligación.

La reconciliación más importante que tenemos  que llevar a cabo es con nosotros mismos.

Una herida emocional nos convierte en algo que no nos agrada:

En alguien que sufre, que se autopercibe como frágil, poco hábil, en alguien lleno de ira   que aún es prisionero de quien le hizo daño…

 

Aprendamos a sanarnos, a reconciliarnos con nuestro ser herido para fortalecerlo, mimarlo y atenderlo.”

El tarot terapéutico

 

 

Actualmente el Tarot es usado a partir de dos visiones diferentes: La visión adivinatoria   y la visión de autoconocimiento.

Mientras el Tarot Adivinatorio pretende conocer el futuro, el Tarot de autoconocimiento busca la transformación del ser humano.

El Tarot Terapéutico tiene como objetivos sintonizar al individuo con su esencia e identificar y ayudar a resolver bloqueos, miedos y otros patrones de conducta que dificultan su realización integral.

 

Los cinco principios del Tarot Terapéutico:

1. Nuestras vidas son el producto de nuestras decisiones y no de las circunstancias. Somos plenamente responsables por la vida que tenemos.

2. Tomamos nuestras decisiones a partir de nuestras creencias y patrones de conducta en ellas enraizados; por lo tanto, construimos nuestras vidas a partir de nuestras creencias.

3. El principal obstáculo para alcanzar la realización en cualquier aspecto de la vida somos nosotros mismos, es decir, nuestra resistencia a cambiar los patrones de pensamiento y conducta que no funcionan.

4. Atraemos lo que necesitamos para crecer, no lo que el ego quiere.

5. Cada uno de nosotros lleva dentro los potenciales necesarios para realizarse en todos los aspectos y ser feliz.

 

Para el Tarot Terapéutico somos los “cocineros” de nuestro destino, continuamente lo estamos creando a partir de nuestras decisiones, acciones y omisiones.

Si necesitamos entender alguna cosa interna para crecer, atraemos situaciones y personas que tocan ese punto hasta que finalmente nos damos cuenta.

El Tarot Terapéutico es una herramienta para cambiar el destino, pues nos ayuda a tomar conciencia de lo que realmente está dificultando nuestra realización y muestra qué actitudes necesitamos tomar si queremos liberarnos.

La cuestión de la responsabilidad, libertad y responsabilidad caminan juntas.

Si insistimos en mostrar a nuestros consultantes que sus vidas son el producto de extrañas, ajenas e imprevisibles fuerzas como el azar, destino, divina voluntad, o trabajos de magia… estamos degradando los seres humanos a la categoría de irresponsables que nunca podrán liberarse por sí mismos.

Según la visión terapéutica somos totalmente responsables por la vida que llevamos. Parar de colocar la responsabilidad (o la culpa) de nuestra situación en los demás… en la pareja, los padres, el jefe, el gobierno, el destino… es el primer paso para cambiar.

 

“La felicidad y la fortuna son cuestiones de elección y no de suerte”. Osho.

 

Tú creas tu propia realidad…

 

Tú creas tu propia realidad…

Tus pensamientos te llevan a emanar una frecuencia vibratoria a la que el universo responde constantemente.

Aprovecha el gran potencial de cuando despiertas… antes de empezar a pensar en lo que salió mal ayer o lo que tienes que hacer hoy, llenate con energía pura y positiva.

La Fuente está a disposición de todo el mundo y en todo momento. Conecta con ella, conecta con tus verdaderas intenciones y alinea a ambos, para que cosas maravillosas sucedan….

:)

 

 

Y si soy feliz ahora…?

“Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo y entonces después de tener otro. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes y seremos más felices cuando lo sean.

Después de eso nos frustramos porque son adolescentes (difíciles de tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esta etapa… Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo (a) le vaya mejor, cuando tengamos un mejor coche o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados…

Pero la verdad  es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. Si no es ahora… ¿cuándo?

La felicidad esel camino; así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartiste con alguien especial. Así que deja de esperar hasta que bajes cinco kilos, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno o hasta que te mueras… para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz… la felicidad es un trayecto, no un destino…”

 

Volar alto…

 

” Usted vino al mundo con un par de alas creadas a partir de una sustancia maravillosa del universo llamada polvo de estrellas.

Si sus alas se han roto después de tantos intentos, de tantas luchas, de tantas caídas, ahora tiene la opción de cambiarlas por un par de alas nuevas…

 

- Por favor retire las alas rotas de su cavidad original con mucho cuidado. Limpie este espacio con amor puro hacia usted (La dimensión en la que se encuentra utiliza al amor como agente limpiador, como combustible y como propulsor).

- Una vez limpia la cavidad, inserte sus alas nuevas en ella. Haga una prueba de movimiento…  ¿Se mueven? ¿Quedan estáticas? Por favor no intente volar aun.

- Todos los seres humanos tienen un par de alas, la única diferencia entre ellos y usted es que ellos no lo saben y usted si.

- Asegúrese de querer dejar atrás las limitaciones, asegúrese de que en verdad quiere utilizar estas alas y de que permitirá que el viento en fusión con ellas, le lleve a destinos insospechados.

- Después de esto, ubíquese en la parte más alta de un acantilado, evite mirar hacia atrás, hacia arriba o hacia abajo. Sepa que usted está ahí porque una fuerza divina que está más allá de su comprensión, le ha puesto en ese lugar.

- Expanda sus alas y déjese llevar por el viento y por la fuerza divina que le está impulsando. Olvídese de controlar su vuelo, permita que la naturaleza haga todo el trabajo por usted.

Si le asusta la fuerza del viento sólo diga: TE AMO, TE AMO, TE AMO. No está solo en este proceso, jamás lo ha estado y si llegó hasta ese acantilado es porque puede volar. Hágalo.

- Cuando esté volando, cuando esté permitiendo que la vida le moldee, cuando ya no se resista a su experiencia terrenal… entonces mire hacia abajo, observe al mundo bajo usted y dé las GRACIAS por esa magnífica vista, por la oportunidad de ser uno con el viento, por sus alas nuevas.

 

- Volar significa aceptar, amar, permitir, honrar en la medida de lo posible y de acuerdo al ritmo natural de las cosas.

Su estado de ánimo determinará el color de sus alas

:)

La gente que me gusta…

 

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.

La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad. Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño.

Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día… que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí.

Agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme.

La gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor.

Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza  por no volver a cometerlos.

La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.

Me gusta la gente que tiene personalidad.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE”.

 

 

 

Mario Benedetti

Ese pozo infinito de gratitud…

 

 

“En el fondo del centro de mi ser hay un pozo infinito de gratitud.

Lleno mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi consciencia y todo mi ser con esta gratitud. Sale de mí en todas direcciones…  Llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en todas direcciones.

Llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en forma de más cosas por las que sentirme agradecida.

Cuanta más gratitud siento, más consciente soy de que la provisión es infinita.

Expresar mi gratitud me hace sentir bien… es como un agradable calorcito en mi vida. Estoy agradecida por mí y por mí cuerpo.

Agradezco mi capacidad de ver y oír, de sentir, saborear y tocar. Agradezco mi casa y cuido amorosamente de ella.

Doy gracias por mis familiares y amigos y disfruto de su compañía. Agradezco mi trabajo y en todo momento le doy lo mejor de mí. Agradezco mis talentos y capacidades y los expreso constantemente de maneras que me satisfacen. Doy gracias por mis ingresos y sé que prospero adondequiera que vaya.

Agradezco mis experiencias pasadas porque sé que forman parte del crecimiento de mi alma. Agradezco la naturaleza entera y respeto a todos los seres vivos. Doy gracias por el día de hoy y por todos los mañanas que han de venir.

Siento gratitud por la vida ahora y siempre”

 

#LouiseHay