Me perdono, te perdono…

 

 

Me gusta la sensación de libertad que siento cuando me quito la pesada capa de críticas, miedo, culpa, resentimiento y vergüenza.

Entonces puedo perdonarme a mi y perdonar a los demás.

Eso nos deja libres a todos….

 

Renuncio a darle vueltas y más vueltas a los viejos problemas.

Me niego a seguir viviendo en el pasado.

Me perdono por haber llevado esa carga durante tanto tiempo, por no haber sabido amarme a mí ni amar a los demás.

 

Cada persona es responsable de su comportamiento, y lo que da,  la vida se lo devuelve.

No necesito castigar a nadie, todos estamos sometidos a las leyes de nuestra propia conciencia.

Continúo con mi trabajo de limpiar las partes negativas de mi mente y dar entrada al amor.

Entonces me curo…

 

 

Louise Hay

Aprendí a soltar…

 

 

“En estos momentos cuando veo al pasado,

sonrío dulcemente a mis fracasos.

Ya no duelen mis tropiezos,

agradezco cada experiencia vivida.

 

Ya no me molesta haber tropezado,

haberme lastimado al caer,

porque aprendí a levantarme

y cada tropiezo me hizo crecer.

 

Ya no me lastiman los recuerdos

de un pasado que parece tan lejano

como un sueño efímero,

que alguna vez viví, pero hoy apenas concibo.

 

Hoy en vez de luchar, me dejo guiar.

En vez de reprochar, aprendí a perdonar.

En vez de llorar, aprendí a sonreír más.

 

Y sobre todo, aprendí a soltar.”

 

 

Texto: Elizabeth Aguilar Holistic Coach.

 

Elijo perdonar…

 

 

“Elegí perdonar porque así dejé de ser víctima y volví a ser responsable de mi propia vida.

Elegí perdonar para desanclar mis pasos del pasado y transformar en un florido prado todo aquello que estropeó el orgullo y el resentimiento.

Elegí perdonar sin esperar a que cambien los otros, porque el alivio y la calma que germinan de mi corazón ya forman parte de la misma raíz de todo cuanto late.

Elegí perdonar para liberar los lazos del sufrimiento y la pena. Soltar las pesadas cadenas que impiden volar y desenterrar todo aquello que no pertenece a mi esencia.

Elegí perdonar porque comencé a entender que tener razón no hace feliz a nadie más que al orgullo, pero tener el alma en paz expande mi ser y genera felicidad a todo cuanto me rodea.

La Paz interior genera Paz exterior y regresa de nuevo por triplicado.

Elegí perdonar para así liberarme de la prisión del dolor y comprender que todos los conflictos son, en realidad, desafíos que traen consigo una valiosa lección de aprendizaje.

 

Elijo perdonar y desear buen camino porque sólo así elijo perdonarme y desearme buen camino a mí misma…”

 

##Texto por Ada Luz Márquez

Lo que siempre buscaste…

 

 

“Quien te amará cuando todos desaparezcan…

(incluyendo aquellos que prometieron

nunca desaparecer).

 

Quien estará ahí cuando las superficies se hayan ido,

cuando los muros se hayan derrumbado,

cuando el horizonte haya caído.

 

Quien te aceptará cuando te sientas inaceptable,

indigno, lejos de casa.

 

Quien se quedará cuando el mundo haya huido,

cuando sus ejércitos se hayan retirado,

cuando la oscuridad haya descendido.

Cuando incluso Orfeo no descenderá.

 

Quien mantendrá cada promesa.

Quien nunca se alejará.

Quien no morirá, ni se volverá ausente.

 

Quien caminará cada paso contigo. Mano a mano.

Nunca detrás, nunca delante.

Nunca juzgando tu constante evolución.

 

Aquel a quien anhelaste,

Aquel a quien siempre buscaste,

Aquel que vivió en tu corazón por un billón de años

fuiste siempre tú.

 

Desnudo, abierto, presente, ardiente.

Demasiado cerca para nombrarte.

Demasiado cerca para encontrarte.

 

Nunca estás solo

cuando estás contigo mismo”.

 

 

- Jeff Foster

Caminos de la vida…

 

 

“Permite a tu alma darse un respiro.

Dale la oportunidad de sentir lo que le duele y curarla con paciencia.

Suelta todo lo que te atormenta y deja que fluya.

El mayor aprendizaje de la vida está en permitirse caer para después levantarse.

 

La mayor lección llega cuando te das cuenta que no puedes con todo.

Que también las pausas son necesarias, que los demás no son tu responsabilidad…  pero que con la paciencia necesaria podrás hacer mucho, que siempre que entregues lo mejor así te será devuelto.

 

Solo date un silencio, date un momento. Ese donde solo estés tú, con tus miedos y limitaciones.

Con tus sueños rotos y tu amor destrozado, con tus fracasos y desilusiones. Con todo aquello que no quieres ser, pero que a lo largo de la vida has construido.

 

Enfréntate a tu realidad, júzgate y perdónate.

Toma cada pedazo de tu recorrido como una escalera más para ascender. Siente en cada fibra lo mucho que has fallado, lo poco que has hecho, lo que no has podido hacer y suéltalo.

Necesitas dejarlo y comprender que tampoco te pertenece, que todos tenemos derecho a retomar el camino, que todo ello ha sido parte del paisaje pero nunca el final del camino.

 

Toma un descanso, nada puede ser más hermoso que el maravilloso despertar que té será regalado.

 

Que así sea…”

 

Kok – Uhga

Creo en mi…

 

 

“Yo creo que dentro de mi yace una extraordinaria mujer y me comprometo a permitir que mi Luz se expanda por el mundo.

 

Yo creo que la fuente de mi poder y sabiduría está en el centro de mi ser y me comprometo a actuar desde este lugar de fortaleza.

 

Yo creo que poseo pasión y potencial creativo en abundancia y me comprometo a la expresión de estos dones.

Yo creo que ha llegado el momento de dejar ir viejas ideas, actitudes insanas y me comprometo a re-examinar lo que se me ha dicho sobre la belleza y a descartar aquello que insulta a mi Alma.

 

Yo creo que los pensamientos y palabras negativos comprometen mi bienestar. Me comprometo a pensar y hablar en positivo sobre mi misma y sobre los demás.

Yo creo en la relación de mi bienestar, el bienestar del Planeta y me comprometo a una Vida de conciencia plena que percibe a todo ser viviente como sagrado y digno de mi Amor.

 

Yo creo que es mi responsabilidad espiritual cuidar mi cuerpo con respeto, cariño, compasión… y me comprometo a equilibrar mi Vida de manera que mi cuerpo físico sea expresado y nutrido por completo.

Yo creo que disfrutar es una parte esencial del bienestar y me comprometo a quitar cualquier obstáculo del disfrute y a crear una Vida llena de belleza.

 

Yo creo que la Mujer que se Ama a sí misma es una fuerza atractiva, poderosa, apasionada… y me comprometo, de hoy en adelante, a Amarme a mi misma de manera profunda y apasionada”.

 

 

#Anónimo

Los ojos de mi alma…

 

 

“Hubo un día que pensé que me iba a quemar en mi propio fuego,

pero este me moldeo como al hierro y me transformó en espada.

 

Creí también que me iba a ahogar en mi agua

porque jamás aprendí a nadar,

pero flote cuando deje de luchar y fui llevada a la orilla.

 

Y fue así que comprendí que cuando sueltas y no fuerzas,

la vida te entrega esa ofrenda tan ansiada.

 

Y pude al fin ver que debajo del ruido y la obligación

se encuentra la verdad de mi corazón.

Si estoy en silencio puedo escuchar…

 

Como sin decir palabra aprendo a ver la vida

ya no mas con los ojos de la mente colectiva,

sino con los ojos mi propia alma”.

 

 

Alejandra Baldrich

Sobre el coraje…

 

“Coraje es tu capacidad para aceptar no saber.

Para decir tu verdad. Para caminar tu camino.

Para enfrentar el ridículo y el rechazo.

Para seguir adelante a pesar de las voces en tu cabeza y las críticas de los otros.

Con la certeza de que lo lograrás.

 

Nadie puede caminar tus pasos…

Caminas en profunda soledad, desnudo cara al mundo… sin protección, sin ayuda.

 

Sin ideología que te salve.

Y sin promesas.

Sólo con el latido del corazón, el aire en los pulmones y la realidad  de ser absolutamente libre y consciente.

 

Con el conocimiento profundo

la llamada de tus ancestros.

la tierra sosteniéndote

Y el sol calentándote.

 

Con la fragancia del amor por todas partes.

Y tibias lágrimas corriendo por tus mejillas.

 

Y esta hermosa vulnerabilidad

que te hace inquebrantable”.

 

 

- Jeff Foster

 

Crisis y cambio…

 

 

“Fué en aquellos momentos de crisis, cuando descubrí que no soy irrompible, que puedo quebrarme en mil pedazos parada en medio de la calle, sin que nadie se de cuenta y seguir caminando.

Fue en aquellos momentos de crisis cuando aprendí a nadar en el lodo, sola, completamente sola y aún así seguir confiando en mí.

Fueron aquellos momentos de crisis los que me obligaron a parirme desde el dolor más profundo.

Gracias a las crisis entendí que puedo morir y seguir respirando, que la tristeza lejos de ser mi enemiga es mi gran maestra, la que me estaca en el momento presente para hacerme entender que no se puede ser la misma por mucho tiempo, que la vida es fluidez, dejar ir, soltar…

Fue en los momentos de crisis que me sentí muy sola, muchas veces queriendo escapar para entender luego que a donde quiera que vaya iba a cargar con las circunstancias que me ocasionaban temor.

En esos momentos de intensa soledad sentí que me encontraba en el desierto, que no había nada que hacer más que permanecer sin desesperar, porque más allá de toda desolación estaba yo misma para rescatarme.

Y allí al fin comprendí, que no dejarme sola era mi cura, que ver las sombras de cerca me hacían más verdadera, que podía quedarme sin palabras y que todo eso estaba bien.

Fue en aquellos momentos de crisis cuando me hice más sabia, porque experimenté en carne propia la mas grande ilusión que es el aparentar, para luego decidirme a ser.

Fue durante las crisis que comprendí que atreverme a ser vulnerable, fue mi mayor bendición.

Y me crecieron flores en las heridas, para perfumarme el alma y nunca más alejarme de mí…”

 

ƝƛƬƛԼƖƛ ԼЄƜƖƬƛƝ

Solo tú puedes ser…

 

 

“Vamos por el camino de la vida buscando la magia que nos dé inteligencia,valor, amor y el poder de encontrar nuestro destino…

Un día nos damos cuenta de que es imposible que alguien o algo nos otorgue esa magia, pues ésta duerme dentro de nosotros esperando ser despertada para poder encontrar el verdadero camino de regreso a casa.

Busca dentro de ti, lo más seguro es que aquello que deseas con todas tus fuerzas ya lo tengas…

Debes encontrar ese camino que te lleva de vuelta a tu propia esencia.

Nadie puede por ti, nadie sabe por ti.

 

Sólo tú tienes el poder. Solo tú puedes ser… ”